Reino Unido

Los acantilados blancos de Dover

Quería retomar el ritmo con un artículo sobre mi nueva casa, antes de caérsenos en la melancolía de mis últimos artículos sobre mi estancia en España. No puedo esperar mostrarte un poquito más Canterbury, pero esperando la ocasión, te presento Dover, otra ciudad famosa del Kent.

DSCN7175

En Dover y sus alrededores, se puede encontrar dos atracciones principales: el castillo de Dover, y los acantilados blancos, llamados White Cliffs. Hoy, te presentará  estas últimas, porque necesitará un día para visitar al castillo ulteriormente.

Es más o menos fácil ir a los acantilados por autobús, porque se sitúan cerca de Dover. Necesitas ir en bus o coche hasta Saint Margaret’s Bay. Deberás elegir entre dos opciones: explorar los acantilados por arriba y ver al mar y a la cuesta de Francia, o por abajo y sentir las olas, la arena y las algas negras. ¡Elegimos ambas! Mientras que fuimos esperando para el autobús hasta los acantilados, hemos bebido una bebida caliente gracias a The Street Pantry en un encuentro para las asociaciones de Dover, cerca de la estación de autobús.

Teníamos la suerte de experimentar una serenidad completa. No había ningún ruido, ni del mar ni de las gaviotas… Encontramos solo vacas en la ruta de senderismo, y por supuesto algunos mochileros.

En la ruta de abajo, nos estopamos en Coast Guard, on the bay, el único restaurante de este lado de los acantilados, que debe ser abarrotado en verano. Por supuesto, se podía encontrar los tradicionales “Fish and chips”, pero también alternativas vegeta*ianas, como el hamburguesa con una salsa sweet chili. Un delicioso plato con una cerveza-cidra.

Subimos de nuevo para relajarnos en un banco, sentadas en el pasto más verde del paisaje, con un mucho sol, mirando al mar. Un momento perfecto del verano indio. Tras una hora charlando, decidimos irnos para tomar el bus. Perdimos el bus de poco, pero nos di una excusa más para esperar una hora en Shelly’s tea room.

Acabamos el día en las rotulas, tras andar por 10 kilómetros en los acantilados y en Dover  mismo cuando el sol se puso. ¡ Ya fue el momento irnos a casa, Canterbury!

DSCN7182

Leave a Reply