¿Dónde comer en Granada?

Vegano:

Comida Rapida:

Papas Elvira (Calle Elvira, 9, cerca Plaza Nueva)

Ahí, puedes comer rápidamente o preguntar comida casera y pasteles orientales para llevar. Probé el Pita falafel vegana pare solo 3,5 euros, ¡un deleite para un precio muy pequeño! Hacen también empanadas vegetales, pero ya no he probado estas.

Eco de leite,  Calle Santa Escolástica,1

Perfecto durante la canícula, Eco de Leite se encuentra un poco más lejos del barrio turístico clásico pero todavía en el centro. Helados no están más caro que en otras tiendas pero están orgánicos y algunos veganos. ¡Para los amantes de la comida! Punto extra: una elección de sabores refrescante.

Olivava, Camino Nuevo de San Nicolás, 13,

Un buen descubrimiento en el camino del mirador San Nicolas cuando se quiere un bocadillo. Se puede elegir comida vegetariana o vegana para los zumos, wraps o empanas que recuerdan el sur. Se puede también encontrar productos locales e orgánicos: aceite de oliva, cerveza… Cerca de esta tienda se encuentra también La Talega (Plazuela San Miguel Bajo 9) que vende productos locales, orgánicos ¡y helados veganos! Punto extra: descubrí ahí que el “pisto” en español no significa el pesto como creía pero la ratatouille francesa.

La Finca Coffee, Calle Colegio Catalino, 3

Un descubrimiento encantador al fin de mi estancia. En un estilo moderno y depurado, La Finca ofrece pasteles y bebidas con alternativas veganas con leche de soya o de almendras. ¡Podemos beber chocolate caliente! Punto extra: la hipster vibe y los productos para los aficionados, como los totebags.

Patio de los perfumes, Carrera del Darro, 5

Un salón de té muy clásico y turístico que sirve té y otros delicias cerca de Plaza Nueva. La decoración está la principal atracción del lugar. Punto extra: los “tapas” dulces propuestas con el té.

 

Restaurantes:

Puerta de syria , Calle Elvira, 56

Describí este restaurante durante la fiesta de cumpleaños de una amiga. Cerca de Plaza Nueva, el restaurante sirio está en el centro de la ciudad, no se puede perder la dirección.   Está barato y permite elegir alternativas para todo el mundo: omni, vegetarianos y veganos. Tengo un solo consejo: ir temprano para tener la suerte de probar el hummus que se quita de las manos. Punto extra : los falafels son tan densos que un único es suficiente para contentarte (o ahogarte)

El Ojú, Calle General Narvaez (cerca de Calle Recogidas)

¡El Ojú está una joya vegana! Está un bar de tapas y un restaurante también, todo el mundo puede encontrar aguna cosa que le gusta. Voy a menudo ahí para tapas y te consejo la tortilla, las hamburguesas y todo con base de seitan. Copas de Vino están poco caro y puedes probar un coca orgánico y local. Pero no te consejo “la carne con salsa” el gusto está bien, pero la textura no me apetece, esta fibrosa y me recuerda carne de cordero… ¡No me gusta! El resto está perfecto: he probado la hamburguesa (como plato principal) con un filete de lentejas y con patatas fritas caseras. Para terminar, un pastel cremoso de fresas (yo lo tomé para llevar, discúlpeme para la presentación). La crema batida es de coco. Punto extra: la plantilla todo el tiempo sonríe. ¡Cuidado!: hay generalmente mucha gente, ¡Viene temprano!

Hicuri, Plaza de los Girones, 4

Hicuri es uno de mi restaurante preferido. Está en realidad el primer restaurante vegano donde comí después de mi llegada. El restaurante fue vegetariano antes de volverse completamente vegano hace unos años.  ¡Y están orgullosos de eso! Se puede leer en la fachada: “Restaurante vegano”. Los muros son pintados con grafitis. Se puede escuchar música de Disney tocada al piano. El menú cuesta solo 14 euros lo que es muy barato en mi opinión. Comí una sopa, un plato asiático con arroz y tofu picante y un poco de tarta de chocolate, pero no tengo foto porque lo comí demasiado rápidamente. Bebí un chocolate caliente con leche de coco con todo esto. ¡Volverá seguramente!

Noodlerest, Calle Principe, 4

Una gran sorpresa para una aficionada de la comida asiática. De lo que vi, a los españoles no le gustan particularmente los restaurantes chino o japonés. Descubrí Noodlerest caminando por callejones en el centro. Saben cómo cuidarte: se puede elegir el menú, con alternativas vegetarianas y veganas. Punto extra: El envuelto de los fideos es un “ilusión óptica”, parece pequeño y caro para el tamaño ¡pero en realidad se puede alimentar casi dos personas!

Muglia Indian restaurant, Calle Joaquin Costa 4

Probé este restaurante el día de mis cumpleaños. ¡Existen dos en el centro, solo se debe elegir uno! Se ofrece precios baratos y porciones largas (especialmente para los naans, mucho mâs largos que en Francia). Es difícil terminar de comer todo. El personal no fue muy simpático pero todo el mundo tiene malos días. Punto extra: los naans y un montón de salsas propuestas.

 

No Vegano:

El Sol (Calle Acera del Darro, 2, cerca Puerta Real)

La especialidad de Granada está el Pionono. Fue en la pastelería El Sol pero se puede encontrar el Pionono en toda la ciudad. Me parecía como un cannelé (de Bordeaux, France) o como un bizacocho borracho. He probado también el Felipe que esta una pastelería con merengue.

Pizza Metro (Calle Gran Capitan, 21)

En mi opinión, está la mejora pizzería de Granada. Sé que no está justo porque no ha probado muchas pizzerías, pero esta está suficiente. Está en el centro, no es caro, es muy delicioso y se puede comer en el restaurante o preguntar para llevar. Además, tienes varias elecciones posibles. No esta vegano, pero se puede preguntar quitar el queso en las pizzas vegetarianas. Es una pizzería muy famosa en Granada, entonces te consejo ir temprano para tener un asiento. Pero no pasa nada porque cierra muy tarde, a las 12 de la noche, como todos los otros bares de la ciudad.  Lo que me gusta más: se puede comer UN METRO (si, si, está en el nombre de la pizzería) de pizza o la mitad de un metro. Se puede también preguntar diferentes pizzas en una y preguntar al fin de cenar, una bolsa para llevar con lo que queda de tu pizza.

The Good Burger, Acera del Darro, 16

Una cadena de comida rápida con una influencia neoyorquina, muy práctico y con una opción para los vegetarianos con su “veggie Burger” y su guacamole. Existe una amplia gama de patatas fritas (¡batata!) con un precio muy barato. Perfecto para un almuerzo con amigos, para que todo el mundo está satisfecho.

 

La Kroketería de Tía Petra, carril del picon, 3

Se pueden encontrar en Facebook.

¡No se puede soñar con otra cosa durante una pausa entre las diferentes tiendas de segunda mano! Como su nombre le muestra, la pequeña cadena la Kroketeria ofrece croquetas de patatas con un relleno fundante. No existen muchas opciones para los vegetarianos, pero se puede probar las croquetas de queso con nueces, o con champiñones. Me enamoré con las rosquillas de coliflor una buena sorpresa y ¡un placer para el paladar!